Home » Chiloe » Sin cardiólogo en Puerto Montt: padres de Ancud en tensa espera

Sin cardiólogo en Puerto Montt: padres de Ancud en tensa espera

martin-800x445Un desesperado llamado están realizando los ancuditanos Claudia y Joaquín, padres de un bebé con Síndrome de DiGiorge a punto de cumplir 5 meses, para que un cardiólogo  atienda al menor que se encuentra internado en el Hospital de Puerto Montt con ventilación mecánica aquejado de una fuerte neumonía y probables complicaciones derivadas de una cardiopatía por el que ha sido operado en al menos dos ocasiones: presuntamente no habrá disponibilidad de especialista en el recinto de salud regional hasta la primera semana de agosto.

El pequeño Martín Lorenzo nació la mañana del 4 de marzo pasado a las 38 semanas, pesando 2kg 600g y midiendo 47cm con una estenosis aórtica severa, hipoplasia del cayado aórtico severo, comunicación interventricular (CIV) amplia y comunicación interauricular (CIA) amplia. En términos simples, su pequeño corazón llegó con una serie de defectos que requerían una cirugía. Estuvo una semana y cuatro días en la UCI neonatológica del Hospital de Puerto Montt hasta ser derivado al Hospital de la UC donde estuvo una semana y un día en observación para ingresar a pabellón el 23 de marzo: la cirugía tuvo un relativo éxito pero sus niveles de saturación de oxígeno no se estabilizaron por lo que ingresó nuevamente a pabellón para conectar un pequeño tubo desde el ventrículo derecho a la arteria pulmonar.

Tras ello, estuvo sedado e inmovilizado por cuatro días, hasta que el día domingo despertó y comenzó su proceso de recuperación. El 6 de abril volvieron a la Unidad de Paciente Crítico (UPC) Pediátrica del Hospital de Puerto Montt donde lo desconectaron del ventilador mecánico y empezó a respirar sin ayuda; una semana después, fue trasladado a una sala de cuidados básicos ya que todo iba bien.

El 17 de mayo fue dado de alta con una serie de instrucciones para seguir con su cuidado en casa y aún esperando una serie de exámenes. El 15 de junio se les informó a los papás que el menor tenía Síndrome de DiGiorge, una enfermedad genética que según consultas realizadas a un especialista lo hace propenso a tener infecciones recurrentes, defectos cardíacos, hipocalcemia, problemas de paladar y algunos rasgos físicos característicos que se acentuarán con la edad; incluso, aumentan sus probabilidades de Sarcoma de Kaposi.

Al diagnóstico devastador vinieron posteriormente buenas noticias como por ejemplo, que se descartó la presencia de hipoparatiroidismo; sin embargo, el 20 de julio pasado, el pequeño volvió a ingresar a la UCI del Hospital de Puerto Montt tras una fuerte neumonía que durante las últimas horas lo mantiene intubado con ventilación mecánica. Según Claudia Huaitiao Rosas, la madre, aparentemente es algo cardiológico pero su médico tratante está de vacaciones y sólo se han podido contactar con ella por teléfono. No lo ha visto otro cardiólogo en el hospital de la capital regional porque no hay, siendo complejo poder tener un diagnóstico exacto siendo difícil que lo puedan derivar a un centro cardiológico especializado.

Joaquín Raimilla Allancán, el joven padre, ha mostrado su preocupación al respecto indicando “qué sacan de tener un tremendo Hospital si no hay especialistas (…) una sola cardióloga infantil para todos los niños cardiópatas de la región, y para nuestra mala suerte, está de vacaciones. No tenemos ningun diagnóstico de lo que puede tener nuestro hijo, sólo supuestos”

Facebook Comments

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*